La Game Boy perfecta: Game Boy Advance retroiluminada


Si desde el principio hubiera tenido una Game Boy Advance así, habría sido muchísimo más feliz. Fue una etapa agridulce, mi GBA me impedía disfrutar al 100% de su catálogo, aquella pantalla era incompatible con mis hábitos. Y no disponer de dinero para hacerme con el modelo SP, me entristecía tanto que más de un título puntero lo jugué emulado en el PC, y todo por no tener que lidiar más con los dichosos problemas de visibilidad.

No he sostenido en mis manos portátil más ergonómica, con unos botones L y R tan accesibles, y un catálogo 2D amoroso que además cubre sobradamente todos los géneros. En líneas generales, una monería de maquinita, ligera, robusta y compacta, que cabe en cualquier bolsillo y funciona con dos pilas, algo que los más jóvenes tal vez consideren obsoleto pero a la larga es toda una ventaja: ¡vivan los cargamentos de pilas recargables!

La portátil que pudo ser perfecta: GBA (AGB-001)

Entonces, ¿cuál es el problema? Su terrible pantalla: oscura como ninguna. Impedía jugar en cualquier lugar que no fuera un centro comercial, allí donde flipaste con la consola justo antes de comprarla, llegar a casa y no entender qué estaba pasando. Insertas Castlevania en tu nueva portátil, la enciendes por primera vez, alucinas con su banda sonora, y mueres al cabo de dos minutos porque no ves a los enemigos.

No sé vosotros, yo intentaba colocarme cerca de una lámpara, pero tampoco servía de mucho si el foco incidía directamente sobre la pantalla porque entonces lo reflejaba todo. Y claro, así tampoco veía nada. Sin una fuente de luz, la pantalla era demasiado oscura. Con una fuente de luz, el plástico protector se transformaba en un espejo. Era desesperante…
Acababa con dolor de cuello debido a mis posturas tratando de encontrar un ángulo en el que pudiera ver sin problemas, no estoy exagerando. Ay, Dios mío, qué pesadilla.

After Burner, ¿la solución?


 A mediados del año 2002 surgió un invento llamado After Burner, un sistema de iluminación frontal muy similar al que Nintendo adoptó en GBA SP meses después. Instalé unos cuantos de estos dispositivos y, francamente, el resultado era muy bueno, GBA se convertía por primera vez en una portátil que podía usar en cualquier habitación de casa y exteriores, ¡mi portátil al fin era portátil!

Pero tampoco era la solución ideal, pues requería de una instalación interna que no estaba al alcance de cualquiera y, aunque como digo, el resultado era muy bueno, distaba de ser perfecto. La naturaleza del After Burner repercutía en la fidelidad e intensidad de los colores, quedando blanquecinos, dañando el contraste.

Aun así no estaba nada mal como parche no oficial que era, debo remarcar.


¿La GBA definitiva?: GBA SP (AGS-001)

Algunas tiendas hicieron su agosto instalando el aparatejo anterior, hasta que Nintendo anunció la GBA SP, un rediseño de la GBA original que corregía su mayor problema. Único, perdón, corregía su único problema. GBA era una consola fenomenal que sólo necesitaba una pantalla a la altura de las circunstancias.


En febrero del año 2003 recibimos el modelo SP, un lavado de cara extremo que presentaba varias novedades, como la iluminación interna (¡bien!), nueva botonera (cruceta muy precisa, por cierto), batería y el diseño plegable que hoy en día continúa vigente en DS y 3DS.

En este punto, los usuarios debían elegir si seguir con sus GBA tradicionales, adquirir un kit After Burner y su consiguiente instalación, o dar el salto al nuevo modelo. Esta última opción fue la que finalmente se impuso, era la más lógica; invertir en un sistema nuevo, rediseñado para ser aún más portátil y con garantía de la propia Nintendo.

Pero aquello molestó bastante, muchos éramos jóvenes y quedamos un poco decepcionados, no podíamos permitirnos una consola nueva. El lanzamiento de GBA SP dejó aún más en evidencia a Nintendo, acentuando un problema que ya era conocido por todos: GBA nunca debió existir sin iluminación de serie. En cualquier caso, por fin tuvimos una GBA defini…

¡Un momento! GBA SP presentaba muy buenas ideas en diseño, pero a la hora de jugar, que es lo verdaderamente importante, no era más cómoda que una GBA clásica. Y su iluminación no difería demasiado respecto al After Burner, que también consistía en un panel frontal iluminado sobre la pantalla, compartiendo a su vez los mismos defectos que ya vimos: extraños reflejos fantasma, colores sin intensidad… Eso sí, GBA SP era ultra portátil, una máquina todoterreno, ideal para llevar siempre contigo.

Eh, ¿dónde está el jack 3.5mm para los auriculares? Ah, que se compra por separado…


Un 2005 retroiluminado: GB Micro y GBA SP más brillante


En 2005 llegó otro modelo de GBA más cercano a un llavero que a una consola. Su nombre, Game Boy Micro, le venía como anillo al dedo. No cabe ninguna duda de que no era el sistema más cómodo donde jugar a mis Castlevanias y Metroids, pero una Game Boy de ese tamaño era algo insólito. Mirad la foto anterior en la que PCMag comparaba su tamaño con el de una pila, ¡de locos!

No sería el único modelo nuevo que aparecería en 2005, aún hay más. Una pequeña revisión de GBA SP se colaría en las tiendas estadounidenses casi sin que nos diéramos ni cuenta por estos lares. Se trata del modelo AGS-101 o ‘Brighter’ (más brillante), que compartía con Micro la misma tecnología de pantalla: ¡eran al fin retroiluminadas!


Tomo una imagen prestada de Retro Blog UK donde se aprecia claramente la diferencia de brillo entre la SP AGS-001 iluminada frontalmente, con el modelo AGS-101 que incorpora retroiluminación real. La diferencia es como de la noche al día, en persona es abismal.
Debo decir que nunca he tenido una AGS-101 en mis manos, pero existir, existen. Están más cotizadas porque llegaron muy tarde, cerrando el ciclo de GBA y a un único territorio, si mal no recuerdo.

Y ahora la cuestión es la siguiente: si descartamos una por pantalla oscura, otra por una iluminación que deja bastante que desear, otra por ser minúscula… ¿con cuál nos quedamos? GBA SP modelo Brighter (AGS-101) sería la opción más aconsejable. Pero son un poco más raras y más caras, y al menos para mí, las SP no son tan cómodas como el modelo original de GBA, el que se coge en horizontal. ¿Queda alguna otra opción? Seguid leyendo…


Backlight mod: GBA clásica (AGB-001) con retroiluminación

Y ahora sí, muchos años después, podemos disfrutar plenamente con la que para muchos de nosotros es la GBA definitiva:


La de la foto es mi GBA original, concretamente en su color Glacier, en la que se ha llevado a cabo una modificación interna que permite la instalación de, nada más y nada menos, la pantalla de la GBA SP Brighter: la mejor pantalla posible. No más parches estilo After Burner, esto es retroiluminación real.

Para realizar la modificación se necesita una pantalla de GBA SP modelo AGS-101 (la Brighter) y un cable que permita conectarla a una GBA clásica. No es un quita y pon sin más, requiere al menos una soldadura y adaptar la carcasa de la GBA. Lugares donde comprar componentes:

Rosecoleredgaming: vende kits de retroiluminación y consolas personalizadas. No es barato pero ofrece calidad y diseños muy exclusivos.

Zerey Zhang: según tengo entendido, es el responsable original de la fabricación del cable necesario para conectar la pantalla retroiluminada en el primer modelo de GBA. Si alguien desea contactar con él, le daré su correo por privado.

Y por supuesto, en Ebay encontraréis kits de instalación y componentes por separado.


Este pequeño artículo está dedicado a todos los early adopters que estrenamos con Castlevania: Circle of The Moon, F-Zero, Final Fight y Kuru Kuru Kururin la última portátil de esa estirpe legendaria llamada Game Boy.

Esta GBA es un sueño hecho realidad :)

Si tenéis dudas, dejad un comentario.

Publicado el 23 de abril de 2014