Velocity (PSP)


El mejor juego que probé a lo largo de 2012, mi vencedor absoluto del año. Llegó de la nada, en forma de PlayStation Mini, uno de esos títulos compatibles también con móviles de Sony. FuturLab se ganaron mi corazón con esta virguería jugable, estás equivocado si crees que en el género de los matamarcianos está todo inventado. Existe una versión remasterizada con gráficos más púlidos, se llama Velocity Ultra y está disponible en Vita, una verdadera joya.


No todos los días recibes un regalo tan fantástico como éste. Cayó en mis manos la Navidad pasada, cortesía de una Sony entregada como nunca a sus usuarios. Sin embargo, mi alegría de aquella noche, contrastó con la reacción negativa de otros. El Facebook de PlayStation España recibió varias críticas incomprensibles, una de ellas dirigida en concreto a Velocity. Aquello cortocircuitó mi mente…

¡Merece un hueco en esta web!

A simple vista, Velocity se presenta como un encantador shoot ‘em up retro de los 80. Pero no es un matamarcianos convencional, esconde varios ases en la manga. Combina elementos que conforman una mecánica novedosa y muy original. Y los presenta sin abrumar al novato o aburrir al impaciente, sumando un nuevo desafío cada vez, paso a paso y de uno en uno.



La primera zona de juego se centra en enseñarnos algo tan elemental como el pilotaje básico del Quarp Jet. Si bien la velocidad de la nave es constante, activar el impulso (botón R) supone un aumento drástico en la rapidez a la que avanza el scroll. A continuación, el aprendizaje prosigue con la teleportación de corto alcance. Mediante una mirilla (mantener CUADRADO), podemos teleportarnos a cualquier punto que seleccionemos (soltar CUADRADO) dentro de nuestro campo de visión.

Otro importante recurso es la teleportación de largo alcance, que nos permite volver a puntos anteriores del mapa para finalizar tareas pendientes. Aquí entra en juego una faceta interesante, un leve componente tipo puzle. He dicho leve, no es complicado. Al encontrar un campo de energía que bloquee el paso, procederemos destruyendo en orden los generadores de su mismo color. Pero estos generadores no están colocados en orden, por lo que tendremos que dejar activado un portal en aquellos lugares a los que sea preciso volver.

Todos los niveles se caracterizan por un diseño más o menos laberíntico, bifurcaciones y estrecheces. El contacto con los muros no conlleva ningún riesgo, siempre que no quedemos atrapados entre el scroll y el escenario. Dejando a un lado lo de morir aplastados, el resto de amenazas en nuestro viaje son dos: naves alienígenas y torres defensivas. La flota enemiga sigue patrones de ataque y formación que recuerdan a todo un clasicazo como Galaga.



Consta de 50 niveles de corta duración, tan divertidos que no quedarás conforme hasta alcanzar la puntuación perfecta. En cada zona se valora nuestra actuación según el tiempo que hayamos empleado en completarla, número de rescates y enemigos eliminados. Y si eres hábil, te esperan otros 20 niveles por desbloquear, más difíciles que los anteriores. El tamaño de los niveles, el elevado ritmo de la partida, la obtención de puntos de experiencia… una fórmula maestra altamente adictiva.

Al unir gradualmente cada una de las piezas, Velocity muta de shoot ‘em up a un innovador puzle-turbo-shooter espacial. No sólo se trata de arrasar todo cuanto se ponga por delante, son varias tareas llevadas a cabo al mismo tiempo. Lo más importante es que ninguno de estos elementos interfiere entre sí. En un par de minutos cobra sentido, justo el tiempo necesario para coordinar la utilización de impulso y teleportación corta, mientras eliminas enemigos sin detenerte a pensar qué estás haciendo

Personalmente, sólo echo de menos un ranking on-line. Todo arcade debería promover la competición sana entre amigos, aunque en este caso es injusto exigirle más a un juego de 5 euros concebido con PSP en mente. Es un soplo de aire fresco dentro de un género olvidado por el gran público, al que además aporta ideas llevadas a buen puerto. Todo lo que hace, lo hace bien. Es difícil explicarlo con palabras, razón por la que añado un vídeo que recomiendo visualizar.

¿Es un puzle? ¿Es un shooter? ¿Es una carrera contrarreloj? ¡Es Velocity!



Veredicto: Velocity no es Mini, es GIGANTE. Imprescindible. Directo a mi podio personal de PlayStation Network, junto a Super Stardust y WipEout. Por favor, jugad con auriculares, ¡menuda banda sonora!

Lo que más me gusta:

Shoot ‘em up vertical estilo ochentero
Jugabilidad completamente original
Dificultad progresiva y retos bien planteados
Precio

Puntuación: 10

Y próximamente… ¡Velocity Ultra!

Este mismo fin de semana, FuturLab reveló una noticia que sirvió de empujón final para animarme a publicar esta reseña. Como fruto del acuerdo que firmaron semanas atrás con Sony, una adaptación del Mini original está en camino. ¿Plataforma elegida? PlayStation Vita. Además de un lavado de cara que aprovechará la resolución nativa de la portátil, incluirá tablas de puntuación en línea y trofeos.

Las siguientes imágenes pertenecen al blog europeo de PlayStation, donde nos informan que el juego en vivo luce aún mejor, a 60 cuadros por segundo y con nuevos efectos gráficos:



Seguid a FuturLab en Twitter, esta gente mola y escucha a sus fans. Son un equipo pequeñito, merecen de vuelta todo el amor que depositan en sus juegos.

Publicado el 10 de enero de 2013